Guia Celeste Blanca

A+ A A-

Accidentes juveniles

  • Published on Wednesday, 13 April 2011 01:30

Los accidentes de tránsito constituyen causa importante de mortalidad en la población pediátrica en nuestro país. La biblioteca virtual de la salud; presento un trabajo cuyo objetivo fue determinar los factores de riesgo asociados a accidentes de tránsito en menores de 19 años edad

 

 Se obtuvo que más del 80% de los conductores de vehículos asociados a accidentes tenían entre 17 a 18 años. El 52, 6% fueron del sexo masculino. Con respecto a las víctimas, el 59 % correspondió a la faja de 15 a 18 años, predominando el sexo masculino.

El 58, 4 % ocurrieron entre las O y 5 AM. En el 87 % de los casos los accidentes se produjeron con tiempo bueno, estando la pista seca en el 93 % de los casos. La infracciones cometidas más frecuentes fueron el exceso de velocidad (45,5 %) y el adelantamiento (22,2 %).

Un total de 99 accidentes (18,1 %) estuvieron relacionados con el consumo de alcohol, de estos el 88 % (87/99) las víctimas fueron menores de 15 a 18 años. El arrollamiento y el choque predominaron como mecanismo de lesión y la incapacidad temporal predominó en un 69,7 %con un 2,1 %de fallecimientos. El cinturón de seguridad no fue usado en el 83, 5 % de los casos.

Discusión: Se muestra la necesidad de establecer mecanismos y políticas de prevención relacionados con el parque automotor del país, además de la necesidad de programas conjuntos de educación vial focalizados en este grupo vulnerable.(AU)

En la Argentina, la enfermedad social de los accidentes de tránsito pega fuerte y de manera indiscriminada en la sociedad, pero la franja de los jóvenes es la más duramente golpeada.

Los números lo confirman con dramatismo: en 2009, murieron 1.042 personas de entre 15 y 24 años, según el informe de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación, publicado en noviembre pasado. La cifra supera a la mortalidad en siniestros viales en las demás edades.

Al desglosar las causas que los producen, se concluye que los accidentes de tránsito obedecen a una suma de factores. Pero los conductores jóvenes serían más vulnerables por su falta de experiencia e inmadurez emocional.

La inexperiencia afecta a cualquier novel conductor; pero la mayor juventud entraña, además, una tendencia a creerse inmortal e indestructible, lo que lleva con frecuencia a que los chicos (sobre todo los varones) asuman conductas riesgosas al manejar.

En el artículo “Conductores mayores de 16 años involucrados en choques fatales”, publicado por la pediatra Ingrid Waisman en febrero de este año en los Archivos Argentinos de Pediatría , se señala que “se considera que los riesgos más altos de que se produzcan colisiones, están asociados con los primeros años de manejo”.

En consecuencia Waisman –quien es miembro de la Subcomisión de Prevención de Accidentes de la Sociedad Argentina de Pediatría– reclama “la liviandad con que se otorga en general en Argentina el carné de conducir”.

La pediatra agrega que “más allá de la metodología que se adopte para extender licencias, “habría que tomar conciencia de que es una de las asignaturas pendientes para mejorar el tránsito”. Y para eso sugiere “tomar ejemplos de países que han logrado en forma efectiva disminuir muertes por lesiones de tránsito en los jóvenes.

Controles efectivos. Francia, Reino Unido, Suecia, Bélgica, Noruega, Australia y varias regiones de Estados Unidos, lograron disminuir los accidentes de tránsito provocados por jóvenes al otorgar licencias graduales, con restricciones, e incluso, se exige el acompañamiento de alguno de los padres durante un tiempo. Y también se pide un riguroso examen teórico y práctico.

Entre las medidas que establecen estos países, Waisman destaca que los jóvenes “puedan conducir solamente bajo la supervisión de un adulto y con restricciones: no pueden conducir de noche y no pueden llevar pasajeros adolescentes”.

“Este período de práctica dura seis meses y les permite acceder, luego de aprobar un examen práctico, a una licencia provisional. Mediante ésta podrán conducir sin supervisión, pero manteniendo las restricciones señaladas por un año, antes de acceder a la conducción independiente”, explica.

Por otra parte, Horacio Botta Bernaus, abogado especializado en tránsito y accidentalidad vial, y uno de los mentores del otorgamiento del carné para conducir a partir de los 17 años, considera que “no es mala idea dar licencias graduales y con restricciones, pero después es muy difícil controlar que se cumplan todos los requisitos”.

En particular, más que conductores de automóviles a los 17 años, le preocupa que se pueda sacar una licencia para andar en moto a los 16 y también antes de esa edad, dependiendo del municipio.

El especialista indica que “hay más peatones atropellados y diversos accidentes de tránsito desde que se puede acceder a una licencia para conducir motos a los 16 años”.

Respaldado por su experiencia, Botta Bernaus asegura que “existe diferencia de madurez emocional entre los 16 y los 18 años”, y por lo tanto, considera que “los menores de 18 no debieran manejar motos”.

Además asegura que para cualquier conductor novato, la tolerancia de alcohol debe ser cero.

 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found

Login or Register

LOG IN

Register